• 3 September 2015

La app de truco que ya es viral

La app de truco que ya es viral

La app de truco que ya es viral

La app de truco que ya es viral 500 335 ASART

En el celular los juegos vienen, fascinan, te comen la cabeza y las horas de tu vida, y después de un tiempo pasan derechito al fondo de la historia. Pero con la aplicación Truco sucede otra cosa. Acaso porque éste es un juego ligado a nuestra identidad como argentinos y a los rituales más queridos, como el asado con amigos o las vacaciones, el truco mantiene una vigencia y un nivel de adhesión infrecuentes. Y eso que la primera versión se hizo hace ocho años (una eternidad en términos de tecnología), mientras que la segunda ya tiene más de cuatro. Detrás de este fenómeno hay una empresa formada por tres amigos, cuya sede está en un monoambiente de Vicente López. Se llama Blyts. Y ellos son tres ingenieros en sistemas: Mariano Colombo, Leandro de Brasi y Martín Clasen, que –paradójicamente– están cansados de jugar a las cartas.

Todo empezó con la llegada de Android a los primeros teléfonos inteligentes de la Argentina. Entonces, Mariano, que había hecho un proyecto de truco para la facultad, se largó a desarrollar la primera versión del juego.Hay que reconocer que la aplicación está hecha con mucho humor, lindos gráficos y con un montón de sorpresas, entre ellas, las voces de los personajes que juegan a las cartas con una persona solitaria a través del teléfono. Son desopilantes.

app de truco

Hay varias formas de entrarle al Truco. Se puede utilizar la opción multijugador, y enfrentarse a desconocidos online, o batirse sólo con la máquina, sin conexión alguna a la web. Para los fanáticos, tiene una especie de torneo interno que se llama “Gira Nacional”, en el que van apareciendo distintos personajes a lo largo de distintas regiones del país. Está Buenos Aires, La Mesopotamia, el Norte, Cuyo, la Patagonia, la Fragata Libertad y Las Malvinas. Los jugadores “virtuales” tienen voz de gauchos, tangueros, porteños, cancheros, señoras chetas. Pero los de Malvinas hablan inglés. “What would you say If I say envido?” (¿qué dirías si te digo envido?), dicen por ejemplo. Y es tan gracioso, que uno realmente piensa que si los kelpers jugaran al truco, en una de esas tendríamos otra relación con las islas.

Pero el propósito de Blyts nunca fue ni remotamente político. “Lo de las Malvinas fue muy polémico. Recibimos muchas quejas. Recién cuando le contamos a la gente que creemos que las Malvinas son argentinas, y que por eso tenían que estar en el juego, lo toman bien”, reconoce Martín.

El modo “gira nacional” es el más popular. Hay unos 150 personajes en total, que juegan con distintas estrategias. Hay mentirosos y agresivos.

Aunque Blyts tiene más juegos, algunos muy exitosos como Green Spiders, el Truco es la estrella. Cuando hicieron la nueva versión, cambiaron el modelo de negocio. Primero era premium (te dejaban jugar hasta algún punto, luego tenías que comprarlo), ahora usan Google Adds, y las ganancias vienen a través de la publicidad. Como es tan exitoso, siempre tienen novedades. La más importante que se viene es el desarrollo de la versión multiplayer online, que permitirá a dos parejas jugar en línea. También, están pensando hacer un torneo que culmine con un evento en el que los que tengan más puntaje puedan enfrentarse cara a cara. “Este es un regalo que le queremos hacer a los jugadores”, confiesa Mariano.

Sin mula. La aplicación tiene casi nueve millones de descargas y cientos de miles de fanáticos en Brasil y en Uruguay. Blyts además hizo versiones de otros juegos: el chinchón, la escoba de 15, el tute y el gin rummy. Mariano dice que es “absolutamente falso” que la máquina sepa qué cartas te tocan o que te haga mula. Pero sí está programada para aprender cómo jugás. Por ejemplo, si gritás siempre la “falta”, y luego mostrás tus cartas, y no tenés nada, se da cuenta. Y por eso te dice sin vacilar: “Sos una mentirosa”.

Un amigo muy truquero fue el que proporcionó todas las reglas; otro el que hizo la música (tanto el jingle introductorio, como la zamba y el tango que suena mientras uno juega son muy lindos). “El truco siempre está entre los top 10 del ránking de Argentina”, asegura Mariano. De la cocina de cómo se hace un juego, sostienen que la parte más desafiante es probarlo muchas veces para descubrir dónde puede haber un error. Y que para eso necesitan voluntarios que quieran jugarlo mucho, porque después de varios meses de programación, ellos están hartos y se quieren ir al mazo.

Fuente: Clarín – Viva